in General

Yo por muchos años decía “no hay nada que hacer en Panamá”. Luego me di cuenta que estaba equivocado. Hay mucho que hacer en Panamá. Tanto que decidí hacer una lista de 100 cosas que hacer en Panamá

Mi profesora de español estaría aterrada de mi uso de “cosas” en el título de este post, pero si ella leería el resto de mi blog estoy seguro que se aterraría de muchas otras cosas. Así que dejémoslo así. 

Bueno, allí les van las 100 cosas que hacer en Panamá — las cuales no están en ningún orden en particular. 

Si tienes alguna idea de algo que hace falta en esta lista comenta abajo o mándamela a InstagramPor cierto, soy local, he hecho todas estas “cosas” y las he disfrutado. 

(voy a ir llenando la lista paulatinamente)  

1. Subir el Volcán Barú

Mi primer ascenso en el 2010-11

Desde pelao he tenido una fascinación por las montañas. Mi posición siempre ha sido “si está allí hay que subirla”. (Ojo, no tengo ese pensamiento con todo). Y no hay montaña que vale la pena más subir en Panamá que el Volcán Barú. Es la más alta del país y es una verdadera aventura — si lo subes bien por supuesto. 

Aquí van los datos para que lo subas bien.  

He subido el Volcán Barú 4 veces y cada vez es una aventura diferente, pero no lo llamaría una aventura si lo hubiese subido por la ruta de Boquete. Hazme caso, súbelo por la ruta de Volcán. Es mucho más divertido de esa manera y las vistas son mejores. Lo que sí puedes hacer es bajar por Boquete para que no sea tan taquicárdico. Una vez estés en Boquete asegúrate de comerte una hamburguesa y tomarte una cerveza fría (nada te hará disfrutar más de ese combo que bajar una montaña gigante).  

Empieza a subir a las 5-6am, pasa la noche en la cima, disfruta del amanecer en la cruz y luego baja. Lleva una buena carpa (yo una vez lleve una de 13 USD de Novey y casi me da hipotermia). Allí arriba la temperatura llega a 0 Celsius. Así que lleva ropa de invierno. 2-3 litros de agua por persona. Ve con guía.  Y recuerda. Es mental. Lo vas a poder subir a menos que de verdad estés demasiado fuera de forma.  

 No necesitas ser alpinista ni tener “técnica”, ni estar en óptimas condiciones. Una vez subí con un amigo que se fuma una caja de Marlboro Rojo al día (entre otras cosas) y lo subió sin problemas, y otro que se la pasa en el gym se estuvo quejando todo el trayecto. Mentalízate que va a ser difícil pero que no vas a dejar que la montaña te derrote.  

Igual si empiezas a el ascenso bien temprano deberías tener unas 10 horas de luz para poder subir. Así que tomate tu tiempo. No tienes que romper ningún récord. Solo tienes que llegar a la cima antes de que anochezca.  

Lastimosamente perdí el contacto del guía con el que subí. Mi memoria me falla, pero creo que él es escultor y tiene un hijo que se llama Quetzal. Es un excelente guía y persona. Le decíamos Tarzán. Creo que vive en Boquete, si conoces a alguien de Boquete pregunten por él, así fue como yo lo conocí.  

📍Google Maps: Volcán Barú

Más info: aquí, aquí, aquí

2. Acampar en la Laguna San Carlos + Subir el Cerro Picacho

cerro picacho laguna san carlos

¿Has oído de matar dos pájaros de un solo tiro?

Bueno aquí puedes matar 3. (Por favor, no mates pájaros en San Carlos ni en ningún otro lugar, a menos que tu vida corra peligro). 

Este es uno de mis trips favoritos de Panamá.  Porque tienes un 3 en uno: lago, montaña y camping.  

Tienes el Cerro Picacho que te ofrece una super vista por un esfuerzo mínimo. El refrescante lago que te espera abajo, y una cómoda carpa que te espera justo al lado del lago. Ah.. Y el amor de tu vida te espera dentro de la carpa… Bueno. Eso no lo puedo garantizar. 

Lo único malo del trip es que nos llegó un grupo de gente a poner Reggeaton a las 2am y armar un party. Lo bueno es que ellos se largaron a las 10am. ¿Raro no? 

Recomiendo llegar temprano para que armen su carpa en una de las buenas zonas. La subida al Cerro Picacho no es muy difícil y toma aproximadamente 2-3 horas subir y bajar. Agrega también 20 minutos de descansar en la cima al presupuesto. Así que empieza a subir el cerro antes de las 2pm para que no te agarre la noche. La entrada al sendero del Cerro Picacho esta justo al lado de la entrada a la laguna. 

📍Google Maps: Laguna San Carlos

📹 Youtube: DONDE ACAMPAR CON TUS AMIGOS EN PANAMÁ | Maiyogini Travel 

3. Subir Cerro Campana

Este fue el primer cerro que subí en Panamá y el que me introdujo al hiking. Creo que muchos hikers capitalinos han tenido su inducción a este mundo subiendo Cerro Campana. 

Es fácil de subir, tiene una excelente vista de las playas del pacifico, y te das cuenta que en Panamá si existen lugares donde tienes que usar abrigo.  Allí quieres conocer más lugares similares para escapar del calor infernal de la ciudad. 

En Cerro Campana también te das cuenta si odias el hiking o lo amas. Solo que si lo odias no lo vas a odiar mucho porque son solo unos 45 minutos de subida y 45 de bajada. Lo recomiendo como iniciación si nunca has subido una montaña. 

Este es un hike que cualquiera puede disfrutar. Desde los aficionados hasta los que no han hecho ejercicio desde las clases de educación física en el colegio. 

Programa recomendado: 

  1. Paras en Queso Chela. 
  2. Subes hasta el Mirador de Campana.
  3. Subes el Cerro Campana. 
  4. Vas al Palmar o a cualquier otra de las playas cercanas. 
  5. Paras en Quesos Chela. 

📍Google Maps: Campana

Más información: aquí, aquí

4. Escalar pared en Baboon´s Boulder Wall

Yo en Baboon´s en el 2020. 

¿Ya ves una tendencia con mi lista verdad? 

Me gusta escalar. Pero bueno, más adelante verás otras cosas. 

Si no aguantas que llegue el fin de semana para escalar puedes ir a Baboon´s Boulder Wall, ubicado en el Hostal Posada 1914. 

Baboon´s es la única pared de escalada en la Ciudad de Panamá.  Hay diferentes niveles de dificultad así que la pueden disfrutar desde principiantes hasta los más pros. Eso sí, tienes que tener algo de condiciones para disfrutarlo. Las escaldas son verticales (y hasta más que verticales).  

Yo sé que te quieres por eso te pido que te hagas el favor de no ir para allá justo después de comerte unos Giro´s de Niko´s – o algo por el estilo. Ve con el estómago vacío y lleva agua. Es intenso.  

Los zapatos de escalada los puedes alquilar allí. Reserva tu cita en su Instagram. Elena — la encargada – es super pana y te va dar todos los detalles.  

P.D. Pide una cerveza en la recepción del hostal, están bien frías y a buen precio.  

📍Google Maps: Baboon´s Boulder Wall.

5. El Rainforest Discovery Center

27 años en Panamá sin saber que este lugar existe. ¿O le dan mala promo o no le prestaba atención a este tipo de lugares? Ambas probablemente.

El Rainforest Discovery Center en Gamboa es para quienes quieren descubrir la jungla panameña sin tener que realmente pasar por los inconvenientes de adentrarse en la jungla.

Es como Jurassic Park, pero en vez de dinosaurios tienes colibríes (¿sabías que son mitad insecto mitad ave?), monos, serpientes, ñeques, una torre de observación de 32 metros y una vista a un lago con cocodrilos. Por cierto. Las probabilidades de que veas colibríes son de 99.9% ya que tienen un criadero de colibríes y te puedes sentar a centímetros de ellos. Perfecto para tu Instagram o simplemente disfrutar del momento.  

Cuesta $12 para los locales y $30 para extranjeros. 

Y para bien o mal, en media hora puedes estar en el Deli Gourmet de Albrook tomándote un espresso. 

P.D: Lo que te va a dar la bienvenida apenas te bajes aquí te hará sentir como en la verdadera jungla, créeme.  

📍Google Maps: Rainforest Discovery Center.

6. El spot de Costa del Este

Yo espero que este lugar no se llene de gente a raíz de este blog. Aunque a quien engaño, no creo que este blog lo lea tanta gente.  

El spot de Costa del Este lo conocí hace poco haciendo ejercicio en el paseo Roberto Motta en la Ciudad de Panamá. Tiene una de las vistas más completas de Paitilla y Punta Pacífica y hay un par de bancas donde puedes sentarte a ver el atardecer. Es un buen trip para hacer en pareja o si te quieres tomar una sesión de fotos.  

A veces hay muchos mosquitos, así que no lo recomiendo después de la lluvia. El spot lo puedes encontrar justo después del puente del Paseo Roberto Motta. 

📍Google Maps: Mirador de Aves Costa Del Este.

7. Visitar los coffee shops de la city

Dos Cucharas en Costa Del Este

Recuerdo los tiempos en que no habían coffee shops en la Ciudad de Panamá. La gente iba a tomar café a Del Prado, Pita Pan, Manolo ́s, la terraza del Pomodoro, la cafetería de Figali, el Marriott, Sheraton, o hasta en la fonda del Riba Smith. El café era barato, se podía fumar, y las conversaciones giraban en torno a que hay para ver en la tele en la noche y los duro dólares de Mireya. 

Los tiempos han cambiado. Ahora está de moda pagar $3.5 por un café y quedarse en en el coffee shop todo el día. Desde que abrió New York Bagel ́ s Café en el 2005, las laptops, los hipsters, y otras cosas americanas han traído la cultura del coffee shop a Panamá.  

Panamá tiene muy buen café y buenos coffee shops. Mis favoritos son Mentiritas Blancas, Unido (todos), Athanasiou (Costa Del Este, Obarrio) y Casa Sucre. Mención honorífica a New York Bagel´s Cafe que es un pionero (aunque ya perdió el flow que tenía antes). 

P.D. Pide café Geisha que es el más caro del mundo y avísame si vale la pena. 

8. Comerte una hojaldre en el Trapiche

Una de las mejores hojaldres en la ciudad de Panamá, nada más que decir. Puntos extra si te compras la hojaldre en el Trapiche y te vas a tomar un café en el café Unido que está al lado. Más puntos extra si lo acompañas con un chorizo santeño.   

Solo leer si usted no es panameño: la hojaldre se come a toda hora, es semi-vegana y es lo mejor de la cocina panameña.  

P.D Ahora han abierto varios Trapiches en la ciudad, pero el de Vía Argentina sigue siendo el original. 

📍Google Maps: Restaurante El Trapiche Vía Argentina.

9. La Yeguada

No parece Panamá, pero es Panamá.  

Este lugar de camping se ha convertido en un clásico. Se ha vuelto tan mainstream que no he visto una lista de cosas que hacer en Panamá que no incluyen la Reserva Forestal La Yeguada. Pero la incluyen por algo. Es increíble. 

Es como estar en Montana, pero sin los osos gigantes de Montana. Vas a estar en tu tienda de acampar rodeado de montañas, pinos, un hermoso lago, y clima fresco. Luego, vas a escuchar el estruendo de un reggaeton a las 7am — como nos pasó a nosotros —  y vas a regresar a la normalidad.  

Igual, la Yeguada es majestuosa. Es un lugar donde puedes descansar, completamente desconectado de la realidad. No importa qué tanto quiera alguien alcanzarte no lo va a poder lograr– en La Yeguada la señal es bastante débil.

Está prohibido bañarse en el lago, pero puedes ir a una cascada que está cerca. Nosotros fuimos caminando y demoramos como media hora, media hora hasta que un pickup nos dio un bote y nos dejó en la entrada. El agua es fría y es bien bonito.  

Es un trip perfecto para hacer con un grupo de amigos — de esos que no se quejan por cualquier pendejada 

Nosotros llegamos a Santiago de Veraguas el viernes en la noche, pasamos la noche en el Hotel Mykonos, y pasamos la noche del sábado a domingo en La Yeguada. Recomiendo pasar por lo menos 2 noches en La Yeguada. Nosotros hicimos la versión express de la Yeguada — pero el punto de ir a la Yeguada es lo opuesto a que sea express.   

P.D. Hay una montaña cerca de La Yeguada que se llama La Silampa. No fuipero escuché que es un buen hike.

 

📍Google Maps: Reserva Forestal La Yeguada.

📹 Youtube: NO TE PUEDES BAÑAR EN ESTE LAGO | CAMPING EN LA YEGUADA

10. Tomarte una manga larga en la cantina La Radio

Esta es una foto de la cantina en el Casco Viejo pero el ambiente es muy parecido.

No sé si este lugar todavía existe, la última vez que fui fue en el 2017. Pero espero que todavía exista por el bien de la ciudad. La Radio es la antítesis a los pulcros Coffee Shops hipsters que pretenden ser laid back pero en verdad están super producidos. Este lugar honestamente doesn’t give a fuck. Es una verdadera cantina.

Desde el momento en el que entras por sus puertitas mecedoras, hasta que pides una Balboa manga larga como a $1.50. Mear es toda una aventura – tal y como debe ser. Ah, y tiene una rocola… que funciona.  

Todo este viaje en el tiempo lo puedes hacer a unos pasos del Centro de Convenciones Atlapa.  

P.D. La Cantina en Casco Viejo tiene el mismo flow. 

📍Google Maps: Cantina La Radio. 

11. Cascada El Panal

Cuando el guía con el que te tiras a un trip dice que él descubrió el lugar sabes que va a ser un buen trip.  

Son 3 cascadas ubicadas en la zona de Bejuco. La primera y la tercera son espectaculares, la segunda no tanto, así que te la puedes saltar. Hay que caminar como dos horas para visitar las cascadas y luego dos horas para regresar.  

La caminata no es fácil y es pura roca (y roca resbalosa) así que si no tienes cuidado te puedes sacar la ñeks. En mi grupo de casi 15 personas nadie tuvo un accidente, pero sí hubo una chica que no estaba en condiciones y no llegó a la tercera cascada.  

Ahora, si te digo que es solo una caminata no estaría siendo sincero. El trayecto también involucra el uso de cuerdas y hay un par de lugares donde tienes que someter tu cuerpo a posiciones bien rigurosas para subir las rocas.  

La recompensa es bastante buena. Las cascadas tienen agua verde y solo van a estar ustedes allí. Si quieres tener una cascada solo para ti y tu grupo este trip es perfecto. Si solo quieres la cascada y no la aventura para alcanzarla no lo recomiendo 

Nosotros hicimos el trip con Wild Panama quien es socio del pelao local que descubrió las cascadas 

📍Google Maps: no existe 

12. Museo del Canal Interoceánico de Panamá 

No soy fan de los museos. Pero este museo es bueno. Es mi favorito en Panamá. 

Si te interesa aprender la historia de cómo la impasable jungla panameña se convirtió en la vía comercial más importante del mundo y la intriga política que un proyecto de esta magnitud traeeste es el lugar 

Recuerdo cuando estaba en el colegio e íbamos a visitar el museo. La fascinación que me causaba la imposibilidad del proyecto y toda la tensión, historias, e intercambio cultural que causó.  

¿Por qué los franceses fracasaron y los norteamericanos triunfaron? ¿Cómo era la vida en la zona del canal cuando no les pertenecía a los panameños? ¿Cuál fue el destino de los miles de trabajadores extranjeros que vinieron al construir el canal? ¿Quiénes fueron las figuras clave en su construcción? 

Todas estas preguntas te las va a contestar el Museo del Canal Interoceánico. La Panamá moderna en gran parte es producto del canal y conocer la historia del canal te hará entender que es lo que hace a Panamá, Panamá.   

📍Google Maps: Museo del Canal Interoceánico.

13. Ver un partido de la sele en el Rommel Fernández

Recuerdo el partido cuando USA le robó las esperanzas a Panamá de ir al mundial Brasil 2014. Yo estaba en las gradas. Un tipo que estaba alado mío se desmayó. La gente lloraba. Yo estaba cabreado porque se me acabaron las cervezas. Este es el nivel de pasión con la cual la gente vive el deporte más popular del mundo aquí.   

Te soy sincero. No soy fanático del fútbol. Ni lo juego, ni lo veo. Pero hay algo muy especial de ir a ver un partido de la sele en eliminatorias en el estadio Rommel Fernández.  

Yo tuve la oportunidad de ver muchos partidos en el ciclo de eliminatorias previas al mundial de 2014. Patrocinados por una gran amiga (si me lees, gracias) y le puedo recomendar la experiencia a todos 

La tradición de tirar cervezas y hasta coolers al aire cuando los locales meten un gol, la saltadera que se fomenta y a pesar de todo el alboroto el ambiente de paz que se vive.  El panameño sabe celebrar el fútbol gane o pierda, y esa es una de las cosas bonitas de este estadio.  

Lo que se vive aquí es una verdadera fiesta del fútbol. Es uno de los pocos lugares donde todos dejan sus diferencias por completo y viven el partido. Dicen que una de las claves de la fotografía es capturar el momentoPienso que en el fútbol es similar ya que cada momento puede ser el decisivo. Y no hay mejor lugar para vivir ese momento que en el Rommel 

P.D. Ojo, no tengas ilusión de que la sele gane. No suele pasar. 

P.D.D ve en Uber.  

📍Google Maps: Estadio Rommel Fernández.

14. Quedarte en el Golden Frog Inn en El Valle

Si despertar con la vista de arriba no es suficiente para un alma tan aventurera como la tuya puedes explorar el resto de El Valle de Antón, este pequeño hotel es un excelente punto de partida.  

Subir La India Dormida, o Cerro La Silla, los pozos termales, el zoológico, tomarte un whiskey con un expat Republicano en uno de sus restaurantes/bares, un almuerzo en una de sus deliciosas fondas, el mercado central. El Valle combina perfectamente la tranquilidad con la aventura. Es uno de mis pueblos favoritos en Panamá. Por cierto. Ese jacket que compraste en Zara que jamás tuviste excusa para usarlo. Llévalo. En el Valle lo vas a poder usar. 

Y después de todo eso te vas a poder refugiar en la pequeña librería del Golden Frog Inn con tu libación de preferencia.  

P.D Me comentaron que una de las suites era la habitación del expresidente de Panamá Eric Delvalle. Te lo digo por si te llaman la atención esas cosas. 

📍Google Maps:  The Golden Frog Inn

15. Da una vuelta en el parque Omar

Cuántas vueltas le puedes dar al Parque Omar es la forma en la que muchos capitalinos miden su condición cardiovascular. Si no puedes dar ni una vuelta tas mal. Si puedes dar dos ya estás en las ligas superiores de condiciones en la Ciudad de Panamá.  

Ahora. Las vueltas no las tienes que hacer corriendo, nadie te va a obligar. Puedes darle una vuelta al parque en una perezosa tarde de domingo, con calma, distrayéndote con la naturaleza.  

El parque colinda con el popular barrio de Carrasquilla, pero también con las mansiones y condos de lujo de Altos del Golf, el barrio de la ciudad preferido por el old money panameño. En un recorrido de menos de 3 kilómetros vas a poder observar las diferencias de clases sociales alta y baja mientras tú mismo subes y bajas las lomas del parque. Poético.  

Si Karl Marx estuviera de paseo en la Ciudad de Panamá el seguro visitaría el parque Omar. Se quejaría mucho. Por el calor que está pasando con su enorme barba, y de las mansiones, y las domésticas en uniforme que siempre ves caminando en el parque con perros y chiquillos.   

El Parque Omar es el Central Park de La Ciudad de Panamá. Y aunque ahora es disfrutado por todos, antes no era así. El parque anteriormente era un campo de golf. Los millonarios de la zona podían jugar golf en frente de sus casas. El general populista Omar Torrijos les compró este privilegio por 2.1 millones de dólares e hizo el parque público.  

P.D. Si eres bueno en la cacería de objetos tal vez descubras uno que otro hoyo en el parque.  

📍Google Maps: Parque Omar.

16. Ver una película en una de las salas de cine VIP de la ciudad

Desde el 2018 paso más tiempo en Europa que en Panamá. Y allá no he visto este tipo de salas. Los europeos pueden tener ofertas culturales más avanzadas, pero no se pueden reclinar 180 grados en una sala de cine y pedir chicken fingers. Agradece lo que tienes, ve a ver una película VIP y pide tus chicken fingers, tú te mereces una salida decadente. Por supuesto esto se disfruta más después de tener una semana particularmente difícil, al final de la cual lo único que quieres hacer es inclinarte lo más que puedas. 

La sala VIP del Soho Mall es la mejor, pero no estoy seguro si te prestan sábanas. Lleva las tuyas. Pero cuidado, se pueden llenar de salsa BBQ.  

P.D. Para seguir brindado tributo a la decadencia después de la película tomate unas pintas en La RanaPanama Brews 

17. Ve a ver un show en el Teatro Guild

¿Después de mi banal sugerencia anterior pensaste que soy un inculto verdad? Bueno, no solo voy al teatrosino que he actuado en teatro 

Tuve el honor de tener un rol protagónico en una obra en este teatro en el 2016. Fue una gran experiencia y entendí lo épico que es este teatro.  

Este es el único teatro en Panamá donde se presentan obras en inglés. Y obras que dan ganas de ver. Han producido hits como Deep Fried Comedy (creado por ellos), Reservoir Dogs, Rocky Horror Show, y muchos otros.  

Fue fundado por una combinación de talento panameño y americano en 1950 y es el teatro que más tiempo ha operado sin interrupción en Panamá.  

Cuando llegues al Teatro Guild vas a pensar que te dieron la ubicación equivocada, pero no te preocupes, esa casa de madera enfrente tuyo es el teatro (lo cual lo hace más épico).  

Si te interesa actuar y tienes buen nivel de inglés te recomiendo que te pongas en contacto con ellos. Son un teatro de amateurs y siempre están incorporando talento nuevo a sus filas. Visita su página webmándales un correo a tgapanama@gmail.com  

Lee más sobre el teatro aquí aquí. 

P.D Otros teatros en Panamá: El Teatro Nacional (el más bonito), ABA, La Estación, Balboa, en Círculo.  

 

18. Dar una vuelta por la city de Colón

Colón está en boca de todos. Los políticos le sugieren todo tipo de soluciones y los medios siempre reportan algo desagradable pasando allí. Pero muchas de las personas que participan en el discurso sobre Colón nunca han puesto un pie (o una llanta) en esta ciudad del caribe panameño 

La ciudad de Colón les inspira a los panameños temor y una onza de respeto, pero no ganas de visitarla.

Te invito a que lo hagas 

Dar una vuelta por sus calles es el primer paso para entender la realidad de esta ciudad. Y la realidadcomo suele pasar, no es muy agradable. Colón está en evidente deterioro. Sus calles y edificios fueron la locación que usaron en la película James Bond, Quantum of Solace (2008) para plasmar Haití, el país más pobre de América.

Nadie puede negar en Colón se apago la llama de su gloria hace ya muchos años. El abandono de la ciudad se hace más triste tomando en cuenta que la Zona Libre de Colón es una de las locomotoras de la economía panameña 

En los últimos años la ciudad se ha revitalizado, pero todavía queda mucho por hacer.  

La ciudad si es peligrosa y debes tomar precaución. Si quieres comerte algo te recomiendo alguno de los restaurantes en la Plaza Millenial. Colón es el punto de partida perfecto para explorar algunas de las playas e islas de la provincia de Colón (conocida como costa arriba).

📍Google Maps: Ciudad de Colón.

📹 Youtube

19. Isla Mamey

Volvemos a Colón. Bueno, a la provincia de Colón. Isla Mamey es una diminuta isla que está apenas a 15 minutos en lancha de la costa. Es una forma rápida de disfrutar del caribe panameño para los que no se quieran tirar el trip largo plazo de ir a San Blas o Bocas. Isla Mamey es el caribe panameño con poco compromiso 

Puedes recorrer Isla Mamey en unos minutos. No tiene hotel, y no puedes acampar — solo te puedes quedar allí durante el día. Venden bebidas, comida y alquilan sillas y gazebos. El agua es caribeña, . Pero no se compara a San Blas.  

La lancha se toma en uno de los puertos que están cerca al pueblo de Portobelo (que vale la pena visitar por sus ruinas y vibra caribeña). Allí te vas a encontrar con múltiples pangueros ansiosos de llevarte a la isla.

El precio está entre $6 a $8 por persona y aproximadamente $5 para estacionarte. Hay que pagar unos cuantos dólares para entrar a la isla.  Cuando regreses a tierra firme es posible que un grupo de niños bajen tus maletas de la lancha y te pidan unos cuantos dólares más. Hey, el mundo gira alrededor del dólar después de todo, hasta los niños lo saben.  

Ten en cuenta, la costa de Colón no está bien preparada para los turistas. No hay gasolineras así que recomiendo que salgas de la ciudad de Panamá con el tanque lleno. Tampoco hay cajeros así que lleva cash 

Colón y las zonas cercanas no son las más seguras pero las playas si son tranquilas 

P.D. hay otra isla que puedes alcanzar desde los mismos puertos. Se llama playa blanca. No la conozco pero me han comentado que es muy bonita.  

Este bloguero cubre Isla Mamey super bien. Recomiendo lo leas si vas a visitar la isla.  

🛥️Puertos para ir a Isla Mamey:  Puerto Lindo. 

📍Google Maps:  Isla Mamey

20. Visita la terraza de Capital Bistró

Los agentes de bienes raíces americanos tienen un mantra que dice location, location, location. El casco tiene muchos restaurantes y hay varios con buena vista, pero este le gana en location a todos.  

La terraza del Capital Bistro tiene una vista directa a la Ciudad De Panamá y está justo en la entrada al casco, lo que significa que no te vas a tener que meter en la locura que es el Casco de noche.  

La comida es buena, pero este es un restaurante que vas más por la vista. Recomiendo reservar una mesa en la terraza. Si no hay nada disponible en la terraza, no vayas.  

Perfecto para un date, pero no para el primero. Es demasiado.

📍Google Maps: Capital Bistro Panama.

21. Visita la antigua Zona Del Canal

Recuerdo en los 90s que entrar a la zona era una aventura. Habían garitas custodiadas por soldados americanos con rifles M16 y la grama estaba tan bien recortada como el pelo de los soldados. Era como entrar a otro país. 

La zona hoy es menos interesante pero sigue siendo un lugar único en Panamá, y me atrevo a decir que el mundo. 

La antigua Zona del Canal panameño era una franja de 8km alrededor del canal que le pertenecía a los Estados Unidos. Los habitantes de la zona eran conocidos como zonians y eran los americanos que administraban el canal.

John McCain, candidato presidencial de USA nació en la zona. Lo que lo hace igual de americano que el Apple Pie (¿o pie de guayaba?). 

En el Canal Zone tenían su propio gobierno, sistema postal, colegios, iglesias, restaurantes. Era como si un pueblo de Louisiana se hubiese transportado y terminado en el corazón de Centroamérica. 

Los panameños afuera. Los americanos adentro. La zona era un experimento colonial sin precedentes en la región. Y los zonians vivían muy bien. Acariciados por la amena brisa tropical y los privilegios que les brindaba el gobierno de los EEUU. Leer los memoirs (linkea) de la infancia de algunos zonians me da una profunda nostalgia ajena, aunque yo ni siquiera vivi esa epoca. 

Pero no todo era ameno. La existencia de esta pequeña franja de tierra era amenazada por los típicos problemas cuando un grupo de personas habita donde otro grupo de personas debería habitar. 

Tensión política, protestas, y hasta  muertos de bala. En 1977 se firma el tratado Torrijos – Carter una de las grandes victorias de Panamá contra estados Unidos. La segunda siendo la derrota del golden boy americano Sugar Rey Leonard por Roberto Duran en 1980. 

La zona del canal fue devuelta a Panamá en 1999, pero dejó como legado a un país sumamente americanizado. Donde la clase media modela al pie de la letra las costumbres de la clase media gringa. Football mondays, el amor por la soda y la comida rápida, el BBQ, el entretenimiento. En en un café en la ciudad de Panamá frecuentado por la clase media un domingo por la mañana vas a ver más dudes con jerseys de Americano que de jugadores de fútbol locales.  

Tuve varios amigos zonians y de verdad que su cultura es bien particular. Ni americana de panameña. Panamericana. Te pueden sorprender su perfecto inglés a pesar de no haber vivido un día en los States

Ok, la breve clase de historia se acabó. Ahora vamos a ver que hay para hacer en la zona. 

Puedes subir el cerro Ancón, visitar el Canal Administration Building, la Ciudad del Saber, Gamboa, Gatún, y por supuesto, las Esclusas de Miraflores. Algunos de estos los describo con más detalle abajo. La zona tiene un estilo arquitectónico único y es el lugar preferido de los ambientalistas, hippies con plata, y el tipo de gente que no está en contra de la marihuana. La gente que todavía vive aquí es reconocida por su amabilidad y cultura. 

Puedes leer más sobre la Zona del Canal aquí, aquí, o aquí

Si quieres aprender sobre como era  el día a día en la zona te recomiendo el libro My Paradise Lost  y Canal Zone Daughter

22. Sube el cerro Ancón 

Mi hermana y yo en la cima del Cerro Ancón en el 2019. 

Volvemos a la Zona. Este es el famoso cerro donde antes de la firma del Tratado Torrijos-Carter ondeaba la bandera estadounidense. Hoy la cima del cerro alberga la bandera panameña más grande del mundo. La idea era que todos en la ciudad la vieran, pero como la ciudad se ha expandido tanto esto ya no es posible. 

El simbólico cerro que también contiene un bunker del Comando Sur del ejército de Estados Unidos lo puedes subir en menos de 45 minutos. 

En la cima hay una buena vista de la ciudad y el canal y tal vez te encuentres con iguanas, ñeques y hasta monos perezoso en el trayecto.  Este es el tipo de hike que cualquier puede hacer sin importar sus condiciones físicas. Lo puedes subir en bicicleta también.  

Más sobre el Cerro Ancón. 

📍Google Maps: Cerro Ancón.

23. Quédate en un all inclusive del pacifico 

Es ruidoso, ordinario y filisteo, pero lo tienes que hacer. No hay nada como dejarse llevar por los placeres terrenales de un hotel todo incluido. Donde tu único reto va a ser subir la loma a tu habitación (pero no te preocupes hay golf carts para eso).  

La era de los hoteles todo incluido en Panamá empezó alrededor del 2001 cuando abrieron el Royal De Cameron. De allí se fue multiplicando y apoderando de las playas del pacifico panameño.  

Admítelo. A ti también gusta pasar unos días en el goce total de tener comida y guaro ilimitado y sin tener que hacer nada mientras escuchas melodías caribeñas que emanan de múltiples megáfonos estratégicamente ubicados.  

Para entretenerte tienes los shows nocturnos, discotecas, y bares donde te puedes ahogar en el alcohol. Pero no en el mar. Ya que estas son de las pocas playas panameñas que tienen salvavidas.  Si el mar te parece muy salado, puedes pasar el día en una de sus piscinas donde también puedes beber en los chupinbars. Tranquilo. Nadie te va a sacar de ahí.  

El peor problema que puedes tener acá es amanecer con una resaca monstruosa. Pero no temas. Te vas a poder curar con un delicioso omelet o café refill en el desayuno. Si prefieres una solución instantánea el bar abre a las 10am.  

Si optas por un estilo de vida más saludable puedes usar el gimnasio, o dedicarte a los deportes acuáticos, clases de aeróbicos, jugar voleibol.  

Pero no lo puedes tener todo en la vida. Combinar estos dos estilos de vida te va a causar mucho sufrimiento.  

¿Y quién va a un todo incluido a sufrir?  

Los hoteles más populares son El Royal Decameron RIU Playa Blanca, el Westin Panama, Sheraton Bijao. Todos ofrecen más o menos las mismas amenidades. Tengo entendido que todos los hoteles ofrecen shuttles desde la ciudad.  

P.D Las reservas de alcohol no se acaban, no importa cuantos turistas rusos o británicos se estén hospedando.

24. Brunch del Hotel Miramar Intercontinental

Si te gusta abrir tu domingo con un buen brunch este es probablemente el mejor de toda la ciudad. Ten en cuenta que a mí me gusta lo clásico, y este brunch es bien clásico. Si Gatsy estuviera de visita en la Ciudad de Panamá estoy seguro que lo encontrarías el domingo en el brunch del Miramar.  

Aquí no vas a encontrar mason jars ni comidas pretenciosas. Lo que si vas a encontrar es open champaña, cóctel de camarones, ceviches, carne roja, y pastas.  

La comida es servida en un área con ventanas gigantes, palmas, y si no me equivoco pisos de mármol. Generalmente hay música en vivo.   

El costo por persona es de unos $40-50 dólares, no recuerdo bien ahora. No es necesario reservar a menos que sea feriado. 

📍Google Maps: Hotel Miramar Intercontinental.

25. Tomate un trago en el cielo 

¿Qué es mejor que un trago? Un trago a 64 pisos de altura.  

El bar en la cima del JW Marriot — antes Trump Tower — es el más alto de Centroamérica. 

Antes de servir el trago un poco de historia. El proyecto del Trump Tower fue un merecumbé. Y ha tenido muchas irregularidades desde el inicio.  

 El gran presagio de esto fue la lluvia que inundó el acceso a la torre el día que Trump vino a la inauguración. Esto es bien representativo de la ciudad de Panamá, donde tienes edificios de lujo que avergüenzan a Miami, pero tienes la infraestructura vial de un pueblito ganadero. La inundación avergonzó al presidente en aquel entonces Ricardo Martinelli, el cual era bien amigo de Trump, pero supongo que la inundación tensó su relación porque Martinelli terminó apoyando a Biden.  

Dejando la política a un lado, este es el bar con la vista más espectacular de la ciudad de Panamá.  Recomiendo venir en la tarde para ver la ciudad iluminada por el sol y luego iluminada por sus miles de bombillos.  

 Todos los visitantes extranjeros que he traído aquí, han quedado impresionados. Por cierto. Si lo tuyo es jugar, también hay un casino que parece el set de una película de James Bond en este piso.  

P.D Si te gusta ver fuegos artificiales recibe el año nuevo aquí.  

P.D.D El hotel Hard Rock tiene un bar similar en su último piso.  

📍Google Maps: JW Marriott Panama.

26. Descubre el estilo arquitectónico moderno  

Nada le da identidad a una ciudad como su gente y su arquitectura. La arquitectura que mejor identifica a la Ciudad de Panamá es el estilo moderno; desarrollado por el arquitecto austriaco-panameño Richard Holzer.  

Los edificios de este estilo, construidos la mayoría entre los 50s, 60s y 70s han sido opacados en altura por los nuevos rascacielos, pero no por su estética. 

El estilo moderno aprovecha al máximo el clima cálido panameño. Se caracteriza por amplias ventanas, grandes balcones, curvas que emulan las olas del cercano pacifico, y colores pastel relajantes. Estos edificios son un refugio en la bulliciosa metrópolis en la que se ha convertido la Ciudad de Panamá.  

Recomiendo caminar las áreas de Calidonia, El Carmen, El Cangrejo, La Cresta, Obarrio, Paitilla y Área Bancaria para descubrir estos tesoros. 

Si no puedes esperar para empezar a explorar puedes seguir la cuenta de Instagram modernpty 

27. San Blas

En la punta sudeste de Panamá yace el archipiélago de San Blas. Área que a pesar de ser parte de Panamá no le pertenece a ninguna provincia.  

¿Cómo es eso? 

San Blas pertenece a la comarca Guna Yala, hogar de los Gunas, quienes han vivido aquí mucho antes de que existan provincias en América.  

Este paraíso a unas dos horas de la Ciudad de Panamá vía una nueva carretera contiene algunas de las islas más lindas del país, muchas son más pequeñas que un campo de fútbol.  

Aquí vas a pasar la noche en una cabaña tradicional Guna construida con hojas de palmas secas. A un minuto de despertarse vas a estar inmerso en el agua cristalina del caribe. Para la cena hay langosta preparada con la receta tradicional guna y muchas estrellas.   

El día lo vas a pasar como Dios manda. Sin tecnología o internet, pero con mucha aventura y sol.  

Cuando me quedé en una de las islas en el 2016 mi guía me dijo “la mitad es para turistas, la otra mitad para locales”. Apenas me dijo eso me dio curiosidad saber que yace en la parte de los locales y fui a explorar.  

Uno de los locales me sorprendió. Me estaba cobrando 5 dólares por estar allí. Al rehusarme me correteó con un machete. Por suerte, la distancia a la sección de turistas era corta y el no entró a esa sección — el si sigue las reglas. Tú también deberías.  

Hay muchos organizadores de tours a San Blas. Algunos te recogen en la Ciudad y te llevan hasta las islas. No recuerdo el nombre del proveedor con el cual viaje, pero puedes encontrarlos Googliando “San Blas tours”.  

P.D. Lleva pasaporte. Esto es como entrar a otro país.

28. Prueba el desayuno chino

La mayoría de las personas fuera de China no saben que significa Dim Sum. La mayoría de los panameños lo saben. Esto es gracias al legado gastronómico que ha dejado la gran comunidad china en Panamá.  

Panamá es un super mix de culturas. Cultura tradicional española, americana, china, afro-caribeña, indígena, y del mix que trajeron los inmigrantes judíos, árabes, indios, griegos, italianos, sudamericanos y muchos otros.  

Lo mejor de este legado es el sabor.  

Los panameños han adoptado la tradición del desayuno chino como suya. Este ritual lo puedes experimentar en diversos restaurantes chinos en la Ciudad De Panamá. El más reconocido es Lung Fung. Sus enormes salones albergan a cientos de comensales. 

Mi papá decía: “Mientras menos chinos haya comiendo en el lugar, peor es la comida china”. Así que, si quieres seguir ese mantra te recomiendo otros restaurantes como Sunly y el poco conocido Nora Express en El Dorado (hay muchos otros en esa zona) 

En los desayunos chinos no tienes que pasar por el arduo trabajo occidental de tener que leer un menú para luego pedir. Aquí pides comida apenas te sientas  

Una carretilla te va a traer delicias chinas como siu mai, jampao, hakao, y muchos otros que no recuerdo sus nombres. Pero no te tienes que saber los nombres. Solo apunta a lo que quieres y será puesto en tu mesa. Ideal para quienes tienen hambre y no son amantes de los protocolos.  

Que buen concepto. Deberían tenerlo en más restaurantes.  

Lee más sobre la cultura china en Panamá aquí.

Google Maps: Lung Fung, Sunly, Golden Unicorn

29. Sube a la cima de la torre de Panamá Viejo

El casco no es la única área donde puedes encontrar historia en la ciudad de Panamá. En Panamá viejo hay historia también. Es más. Panamá Vieja tiene más historia que el casco.  

La torre de Panamá Viejo es la estructura más emblemática de lo que fue la original Ciudad de Panamá. Fundada en 1519 y quemada por el infame pirata Morgan en 1673. Este asalto provocó que la ciudad fuese trasladada a lo que hoy en día es el Casco Viejo.  

Las ruinas de la antigua ciudad están abiertas a los turistas y la torre tiene unas escaleras que llevan a su último piso. Desde donde puedes ver una vista de Costa Del Este, y otras áreas modernas.  

En el mismo complejo hay un mini-museo que relata cómo era la vida en la Ciudad de Panamá hace 500 años. 

📍Google Maps: Panama Viejo. 

30. Cruza todo el Causeway en bicicleta  

Si has pasado más de un día en la Ciudad de Panamá te habrás dado cuenta que la ciudad no es muy amigable a las bicicletas. Pero esto es contrarrestado por el maravilloso outlet que le ofrece el Causeway a los amantes de la bicicleta.  

El Causeway es una franja de tierra construido en 1913 por los Estados Unidos para proteger la entrada al Canal de Panamá. Tiene unos 6 kms de longitud. Es un maravilloso camino que penetra el Océano Pacifico. Y la mejor forma de cruzarlo es en bicicleta.  

Asegúrate de llegar al final y disfruta de una comida en Leños y Carbón o Alfredos. Dos de los restaurantes clásicos del Causeway.  

Es ideal hacer la travesía temprano en la mañana o en la tarde. 

📍Google Maps: Causeway de Amador. 

31. Sancocho en Las Tablas  

Cada país tiene la ciudad o pueblo que es el más autóctono. Las Tablas es el de Panamá.  

No hay nada más panameño que el sancocho — ni que Las Tablas. Y si combinas los dos te puedes convertir en panameño al instante 

Las Tablas es un pueblo de apenas unos 10,000 habitantes, que se transforma en +200,000 habitantes durante el carnaval. Las Tablas también es reconocido por ser la sede de la batalla más reñida de Panamá.  Los españoles pueden tener su clásico de futbol, pero los panameños tienen el showdown entre la reina del carnaval calle arriba vs. la reina de carnaval de calle abajo.  

El resto del año Las Tablas es bastante tranquilo, pero siempre se mantiene muy fiel a las tradiciones bien panameñas. Entre las cuales está el sancocho. Sopa de caldo de pollo usado por la familia para curar todo: resacas, desamores, un día de trabajo en el sol. En la vida todo lo alivia el dinero. Y para todo lo demás está el sancocho.  

Lo puedes probar en cualquier parte del país, pero no hay nada como probarlo en el lugar más panameño de Panamá.  

Si visitas Las Tablas pásate también por Pedasí, y la ciudad de Chitré, que mantiene las tradiciones muy panameñas de la región de Azuero, pero en un contexto más moderno.  

32. Piérdete en el Casco   

Si durante tu estadía en la Ciudad de Panamá alguien te dice “piérdete de mi vista”. Escoge el Casco, es el mejor lugar en la ciudad para perderse.  

A diferencia de una ciudad europea donde te puedes perder y no terminar en un lugar peligroso en el casco tienes que tener un poco de consciencia. Siempre y cuando estés cerca del agua y los edificios no sean tan feos todo está bien.  

El Casco es uno de los mejores lugares para caminar en la ciudad de Panamá. 

Así que recomiendo tomarte toda la tarde para recorrerlo. Hay mucho que ver y prefiero que lo descubras a tu ritmo. No vayas allá con itinerario, la idea es explorar. Pero hay algunos puntos que definitivamente vale la pena visitar. El Museo Interoceánico, La Catedral, Plaza de Francia, Paseo de los Enamorados, y uno de sus muchos rooftops.

📍Google Maps: Casco Viejo de Panamá. 

33. Cerro Cedro en el Parque Metropolitano   

El Parque Metropolitano es uno de los pulmones de la Ciudad de Panamá. Contiene 234 hectáreas de selva.  

Este pulmón es atravesado por una montaña (casi) que tiene un mirador en la cima. Ahora, todo esto puede sonar a una aventura épica, pero subir a esa cima es bastante sencillo. Solo tienes que llegar a la garita del parque metropolitano, pagar la entrada y, en 20 minutos de ascenso estarás en la cima.  

El parque ofrece varios otros senderos que recomiendo también. Pregunta por los detalles en la garita o entra aquí.

Esta es una de las formas más rápidas de sumergirte en la naturaleza si estás en la Ciudad de Panamá.  

Detalles de la subida a Cerro Cedro con lujos de detalles (inglés).

P.D Para mejores efectos sube temprano en la mañana o en la tarde.  

📍Google Maps: Mirador Cerro Cedro.

34. Isla Taboga   

Taboga es probablemente la isla más visitada en Panamá. A solo 30 minutos en ferry desde la Ciudad de Panamá. Está tan cerca que desde la isla puedes ver los rascacielos de la ciudad como si crecieran del agua.  

Los ferries a Taboga salen temprano y regresan en la tarde. Pero puedes pasar la noche en la isla — hay opciones básicas hasta Villa Caprichosa que es de muy alto nivel.  

A diferencia de Isla Mamey, en Taboga si vive gente (hay hasta un alcalde). En la isla hay unos 1,500 habitantes permanentes. Caminar por las calles sinuosas de Taboga te va a dar una probadita de cómo es la vida en un pequeño pueblo panameño.  

Aquí puedes comer ceviche en baldes de plástico, bañarte en la playa (no es la más linda, pero resuelve), visitar una de las primeras iglesias de Panamá, disfrutar de un buen bailoteo de soca patrocinado por los locales, tomarte una cerveza en una de las terrazas mirando al mar, o subir el Cerro La Cruz, el cual ofrece una vista espectacular de la Ciudad de Panamá y el océano pacifico.  

Si te sientes un poco más flexible con tu presupuesto puedes alquilar un yate para ir a la isla.  

P.D Te puedes ir a Taboga en paddle board. Es más, una vez al año organizan un evento de paddle a Taboga.

📍Google Maps: Isla Taboga.

34. Isla Contadora

 

 

0 0 vote
Article Rating

Write a Comment

Comment

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments