in General

¿Por qué los medios internacionales hablaron tan poco sobre los 147 muertos en Kenia?

Este artículo fue publicado en la edición impresa del Diario Panamá América el 15 de mayo, 2015.  Fue el primer artículo que escribí.

A 3 semanas del atentado en Garissa, Kenia, la información que ventilan los medios de comunicación sobre este tema es escasa o nula. De esta manera, se hace evidente la abismal diferencia en cobertura y atención que han recibido tragedias similares como Charlie Hedbo o Germanwings, en comparación con la masacre de Boko Haram en el norte de Nigeria o el reciente atentado en Kenia.

A continuación, algunos puntos que podrían explicar las razones de esta disonancia en cobertura mediática, usando como referencia a Charlie Hebdo en París y el ataque a la Universidad en Garissa, Kenia. El análisis se hace desde una perspectiva latinoamericana pero es aplicable a otras regiones también.

Dominación de los noticieros occidentalesLas principales agencias de prensa son occidentales: AP (EE.UU.), AFP (Francia) y Reuters (Inglaterra) —así como las más grandes corporaciones mediáticas son de los Estados Unidos (Comcast, Walt Disney, Fox, Time Warner) —El caudal de noticias que se publican en Latinoamérica y la mayor parte del mundo son producto de estas agencias de prensa. Esto le da una perspectiva muy occidentalizada a las noticias en general. Por otra parte, los países desarrollados son los mayores consumidores de noticias y sus preferencias de contenido noticioso son las que dictan en qué tipo de noticias se van a enfocar los grandes medios y cuanto análisis le van a dedicar.

Proximidad: No solo geográfica sino cultural, política, y económica. Una mayor porción de latinoamericanos ha visitado Europa, o al menos conoce a alguien que haya ido. Conocemos sus películas, comida, sucesos históricos; leemos sobre la participación de sus Jefes de Estado en el panorama global, seguimos sus equipos de fútbol. ¿Podríamos decir lo mismo de algún país de África? Difícilmente, a menos que tengamos raíces africanas. Por motivos históricos, nuestro sistema educativo y por nuestra afinidad a la cultura europea, tenemos más apego a lo que sucede en Francia, y Europa en general. Esto explica por qué, al ver en las redes sociales que ocurrió una masacre en Francia somos más propensos a leer la noticia.

 Percepción: ¿Si se te presentara la oportunidad de viajar a Francia lo dudarías por motivos de seguridad? No creo. ¿Y a Kenia? Posiblemente te sientas un poco más inseguro. Según el Global Terrorism Index, Kenia es el duodécimo país con mayor actividad terrorista, mientras que Francia ocupa la posición 56. Kenia se percibe como un país más violento e inestable que Francia, por lo que una noticia de un acto terrorista en Francia causa más atención que una noticia de similar naturaleza proveniente de Kenia. Extrapolemos este ejemplo a nuestra ciudad: los delitos en zonas seguras reciben mucha más cobertura que los delitos en zonas reconocidas por su alto nivel de criminalidad. Lo inesperado es mayor noticia a lo esperado, por lo que este país africano, que ha sido víctima de más de 75 atentados desde el 2011, no recibe tanta atención como Francia, donde hubo 6 en el mismo periodo.

Influencia: Francia es un país más influyente geopolíticamente que Kenia. Tiene mayor importancia estratégica por lo que no sorprende que tantos líderes marcharan en París después del ataque a Charlie Hedbo. De igual forma, París es una de las ciudades más reconocidas del mundo. Cuando ocurren sucesos en ciudades como Nueva York, Roma, Londres, Shanghái, Jerusalén o Moscú, suele haber una gran desproporción entre la importancia del suceso y los volúmenes noticiosos.

Calidad del contenido informativo: Las grandes ciudades están llenas de corresponsales y reporteros de los grandes medios y agencias de prensa. Una noticia de alto impacto en una de estas ciudades es más fácil de reportar que un incidente de alto impacto en ciudades como Baga, Garissa o Basora. Es común que las notas que se reciben de estas partes del mundo inicialmente sean confusas, incompletas y poco detalladas. Es más fácil extraer información de alta calidad desde una zona segura y de fácil acceso, que hacerlo desde una zona apartada y propensa a ataques de grupos terroristas.

Aunque estemos de acuerdo que todas las vidas valen lo mismo, algunas tragedias son el foco de atención mundial, mientras otras quedan marginadas. ¿Qué podemos hacer para cambiar esto? Recordemos que nuestras preferencias son las que definen el nivel de cobertura que los medios le dan a cada evento. Es muy fácil medir el nivel de interés que genera un tema, especialmente en internet. Nuestros clics son el rating y dictan en qué tipo de noticias se fijan los editores de medios, periodistas, blogueros e líderes de opinión y mientras más cobertura tenga un tema mayor es la oportunidad de instigar a la acción por parte de grupos de presión.

0 0 vote
Article Rating

Write a Comment

Comment

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments